Descripción.

La Línea de Acción: Educación y Cultura de Paz, se implementa a raíz de los efectos que tuvo la violencia política de los años ochenta y noventa en la población, especialmente, en las comunidades educativas, donde directivos, docentes, estudiantes, madres y padres de familia fueron impactados directa e indirectamente, causándoles graves daños a nivel personal, familiar y social.

Las instituciones educativas y comunidades locales asentadas en zonas urbanas marginales y rurales de nuestro país, atendidas por el instituto EDUCA, no estuvieron exentas de esta problemática; por ello, se diseñó y llevó a cabo un conjunto de acciones de promoción de una cultura de paz.

La paz, generalmente, es asociada con la ausencia de la guerra; sin embargo, constatamos que en muchos países en los que actualmente no existe un conflicto armado, tampoco existe paz; por tanto, la paz no debe entenderse, simplemente, como la ausencia de la guerra, sino que debe de concebirse como la ausencia de todo tipo de violencia.

Estando la paz ligada a valores cívicos y morales, como es el caso de la convivencia democrática, la promoción de una educación para la paz en y desde las instituciones educativas se constituye en un valor trascendental para el Instituto EDUCA, siendo necesario, para ello, desarrollar capacidades y actitudes en las y los integrantes de las comunidades educativas orientadas a la tolerancia con el que piensa distinto, con el que habla distinto, con el que tiene una cultura distinta, con aquel que es de otra raza, con aquel que profesa un credo o una fe religiosa distinta.

En esta perspectiva, el Instituto EDUCA diseñó una estrategia de formación en torno a cinco ejes: i) aprecio a la diversidad, ii) expresión y manejo emocional, iii) comunicación y construcción de consensos, iv) resolución de conflictos y, v) colaboración y solidaridad. Todos ellos, en el entendido que construir una cultura de paz suponen un esfuerzo cotidiano y colectivo para modificar formas de ser, de pensar y de actuar. 

En este esfuerzo el Instituto EDUCA ha acompañado a directivos en el diseño de un modelo de gestión para promover una cultura de paz en y desde las instituciones educativas; a las y los docentes en el diseño y aplicación de sesiones de aprendizaje, unidades didácticas y proyectos de innovación con capacidades, conocimientos y actitudes para promover una convivencia armoniosa; a las madres y los padres de familia brindándoles información sobre la importancia de establecer una actitud dialogante con sus hijas e hijos; y a las y los estudiantes orientándoles en la resolución pacífica de los conflictos, y animando una organización escolar democrática.